[Internacional] DAF en Pazarkule: Impresiones de la crisis migratoria en la frontera

La espera de los inmigrantes que se dirigen al paso fronterizo de Pazarkule, en Edirne, continúa cuatro días después del anuncio del estado de T.C. (Türkiye Cumhuriyeti, República de Turquía) de la apertura de los pasos en la frontera de Grecia. Hay cinco mil inmigrantes esperando activamente en la frontera, no obstante, el número de gente que llega y que vuelve es bastante alto, expresado en decenas de miles.
Cuando decimos volver queremos referirnos a la gente que todavía tiene dinero y puede volver, aquellos con un sitio al que regresar. Podemos explicarlo así: uno de los inmigrantes que estaba esperando en la frontera, un inmigrante iraní que residió en Turquía durante cuatro años afirmó que no hay ninguna salida positiva si se quedan en Turquía, no puede hacerse una vida aquí, nos dijo que su única esperanza era atravesar ese paso fronterizo. En otras palabras, no tenían ni dinero para volver ni refugio al que poder regresar. Permanecen en el limbo más allá de la frontera turca –detrás de la frontera griega en lo que se llama “zona buffer”, “área prohibida”.

Desde la terminal de autobuses de Edirne hasta la frontera

Incluso en la terminal de autobuses de Edirne, que está como a media hora en coche del paso fronterizo de Pazarkule, aproximadamente 1000 migrantes esperan. No hay medios de transporte directo desde la estación de autobuses a la frontera. Es difícil encontrar un taxi y, si se encuentra, es difícil pagar la tarifa. La mayoría de los taxistas dicen que no activarán el taxímetro cuando se dan cuenta de que son inmigrantes, les cobran cientos de liras por una distancia que costaría un máximo de cincuenta liras. Algunos taxistas rechazan pasajeros diciendo que no pueden llevarlos o llevándose el dinero de los inmigrantes que han sido dirigidos al cerrado paso fronterizo.

Quienes pueden encontrar vehículos de transporte pueden llegar a la frontera; los que se enteran de alguna forma de que la frontera está cerrada, prefieren esperar en la terminal de autobuses –debido a las mejores condiciones de la terminal.
Incluso si el estado griego decidiera abrir la verja, el paso de una multitud tal es técnicamente imposible debido al gran número de inmigrantes que esperan en el paso fronterizo de Pazarkule. Aunque éste sea el caso, a los inmigrantes no se los dirige al paso de Kapikule. A los inmigrantes se los dirige al paso fronterizo de Pazarkule, no a Kapikule, para evitar el riesgo de cerrar el paso de Kapilule donde continúan transitando las importaciones y exportaciones de Grecia. La estrategia de T.C. se delató a sí misma: saben que el estado griego no abrirá sus fronteras a los inmigrantes, aunque lo saben, dirigen los inmigrantes al paso fronterizo –que no dañará la economía- como amenaza en una negociación política.

Más allá de la frontera de T.C. –detrás de la frontera griega

Los puntos de control de la gendarmería y la policía van haciéndose más frecuentes según se acercan al paso fronterizo de Pazarkule. La gendarmería ha establecido una barrera de dos niveles en el paso. Nadie más que los inmigrantes pasa de la barrera exterior. Nosotros pudimos entrar mezclados con los inmigrantes, y rodeando a pie la barrera que no podíamos traspasar como prensa, en la zona buffer llamada el punto cero.

En la zona buffer, el lado de T.C. realmente ha quitado sus alambradas fronterizas, al menos esta parte de las declaraciones que ha hecho el gobierno es verdad. La gendarmería y otros funcionarios de seguridad tan solo permanecen en los puestos de frontera y en las barreras que se han montado especialmente mientras esta inusual movilidad de inmigrantes tenga lugar. Así que no impide cruzar a los inmigrantes.

El lado griego, por otro lado, no está contento con cerrar completamente sus zonas de paso, las ha reforzado con alambradas extra, barreras y soldados. Es aquí donde los funcionarios de seguridad del estado atacaron a los inmigrantes con gas lacrimógeno, lo que se ha ofrecido desde diferentes ángulos en las noticias como si se trataran de ataques diferentes durante cuatro días. El ataque tuvo lugar el primer día bajo el pretexto de que los inmigrantes estaban intentando superar las nuevas “medidas” mencionadas en las dos frases anteriores.

Por ahora, el lado de la frontera de T.C. y la zona buffer entre los dos lados están repletos de inmigrantes. A pesar de que la Media Luna Roja y las asociaciones de refugiados próximas al Estado empezaron a distribuir comida a los 3 días, más de cinco mil inmigrantes están esperando el momento en que se abra la puerta, están bajo condiciones difíciles y bajo el monumento a la “Frontera del Honor”. El hambre, la enfermedad y la ausencia de zonas de refugio están entre los retos más abrumadores en la zona militar entre los bosques y la frontera. La temperatura del aire cae por debajo de cero por la noche, el hielo del suelo comienza a fundirse al amanecer. Es realmente difícil dormir por la noche. En el área en que hay cientos de niños, la gente intenta calentarlos con fuegos a base de ramas recogidas en el bosque para pasar otra noche en barracas temporales también montadas a partir de ramas.

Por lo que podemos observar, bastantes inmigrantes son sirios –contrariamente a lo que se afirma. Además de muchos inmigrantes afganos, iraníes y turcos, hay también inmigrantes de muchos países africanos, especialmente de Argelia. La mayoría de los inmigrantes que tuvimos la oportunidad de entrevistar o hablar, preguntaban si la verja se abriría hoy, pero la posibilidad de que se abra dicho paso no aparece en el horizonte.

Cuando un rumor dice que se ha abierto el paso, todos los inmigrantes de la región recogen apresuradamente sus tiendas, pertenencias y niños bajo el brazo y corren hacia la verja con ojos brillantes. Les lleva cinco minutos o menos darse cuenta de que la frontera aún está cerrada, entonces vuelven a su fogata que todavía no se ha extinguido, con ojos en los que se ha perdido la luz. Se toman decisiones, están los que continúan esperando o intentan encontrar otra línea de tránsito, y los que abandonan…

Entre las estrategias de interés de los estados

Es obvio que la única demanda del estado turco no tiene nada que ver con la espera de los inmigrantes en la zona buffer. Mientras aumenta el número de personas que esperan frente a la verja, los nuevos inmigrantes llegan en autobuses a otros puntos de la frontera, e incluso se dice que se les guía mostrándoles los senderos para cruzar el río Meriç.

Las barcas de los inmigrantes que intentan cruzar Meriç no tienen permitido entrar en puerto más allá de la frontera como resultado de la fascista política de inmigración del gobierno, y aquellos a los que se detiene en la frontera son torturados y desnudados y luego arrojados al lado de las alambradas de T.C. Hoy hemos oído que los soldados griegos mataron a un inmigrante de un disparo mientras intentaba cruzar en barca.

El flujo de inmigrantes hacia Edirne comenzó con el anuncio hecho por el portavoz de AKP Ömer Çelik de que la seguridad de la frontera se levantaría “nuestra política de refugiados es la misma, pero está esta situación, no estamos ya en posición de mantener a los refugiados”. Se cree que ha seguido aumentando y se afirma que 117.677 inmigrantes han cruzado la frontera según la  cifra dada por el Ministro de Asuntos Internos Süleyman Soylu.

Aunque la información de que los inmigrantes cruzan la frontera es completamente falsa, esta noticia, que se ha emitido para aumentar el número de inmigrantes que se acercan a la frontera, se usa para aumentar los triunfos en la manga de T C en las negociaciones con la EU sobre la guerra de Idlib.

Incluso el número de personas que pueden cruzar en tiempos normales no puede exceder los límites debido a los soldados y la policía que el estado griego ha acumulado en la frontera. Mientras que el número de quienes pueden pasar por mar se expresa en 5-6 barcas, las afirmaciones de T.C de que más de 100 mil inmigrantes han pasado la frontera no tienen otra finalidad que la de recibir las felicitaciones de la sección nacionalista-fascista con el mensaje de “estamos enviando sirios”. El auge de los ataques fascistas contra los sirios en varias regiones de Turquía es el reflejo de tales afirmaciones.

Hay millones de personas, especialmente el propio presidente que dijo a los inmigrantes hace unos cuantos años “no importa lo que os digan, vosotros nunca sois una carga”, que quieren olvidar e ignorar hoy estas palabras. “No tenemos por qué darles de comer”. Puedes intentar ignorar todo, pero nunca puedes ignorar lo que pasó a las personas que han sido arrancadas de los lugares en que vivían por el interés de los estados, no debéis ignorarlos.

Mercan Doğan & Furkan Çelik
Fotos: Sergen Saka
Devrim Anarsist Faaliyet
Revolutionary Anarchist Action – Acción Anarquista Revolucionaria

Reportaje Fotográfico
https://anarsistfaaliyet.org/english/daf-in-pazarkule-impressions-of-migrant-crisis-on-the-border/