[Editoral] Tragar o Luchar, esa es la cuestión

La Constitución española es una ley que redactaron hace más de 40 años unos señores, hombres todos ellos, con el propósito principal de garantizar la unidad de España y la figura de la monarquía como inseparable del estado, y perpetuarla por los siglos de los siglos.

Las instituciones políticas están diseñadas para que cualquier modificación o cambio, por mínimo que sea, resulte imposible en cualquiera de las 2 figuras: Monarquía española y unidad de España. Por tanto, lo único que nos puede garantizar 100 por 100 la Constitución española es que España es una gran nación, y que la monarquía tiene total libertad para cometer todo tipo de crímenes sin asumir una sola responsabilidad y que el estado tiene la obligación de protegerlo, encubrirlo y ensalzarlo.

Ante una crisis sanitaria que todavía hoy tenemos presente, y ante una crisis social y económica que ya se nos ha echado encima y de la que desconocemos el alcance real que va a tener, los políticos sacan pecho y dicen que no haya nada de lo que preocuparse, pues tenemos una Constitución que nos garantiza “derechos y libertades”.

Es importante señalar cual era el escenario antes de la existencia siquiera del COVID-19. Datos del 2019:

Más de 3 millones de paradxs, 60.000 deshaucios al año, un 26% de la población por debajo del umbral de la pobreza y, en situación de exclusión social, una de las tasas más altas de pobreza infantil de toda la Unión Europea, el 50% del trabajo asalariado precario….

Por otro lado, el gobierno propone unos Pactos llamados de “reconstrucción” pero que en un principio iban a llamarse nuevos pactos de la Moncloa. Sabemos que los objetivos de los anteriores Pactos de la Moncloa, los de 1977, fueron principalmente, los de garantizar la continuidad del régimen franquista, la prueba está en que, aún a día de hoy, después de más de 40 años, en todas las instituciones del estado podemos encontrar franquistas al frente , y de la existencia de la propia monarquía, institución promovida por el franquismo, es la mayor evidencia de todas.

Con estos antecedentes podemos estar seguros de que los hipotéticos nuevos pactos de la Moncloa, igual que los anteriores, garantizarán principalmente la Monarquía, la unidad de España y el fortalecimiento de las estructuras del estado, así como los beneficios de las grandes empresas que serán rescataras si es necesario, para garantizar la continuidad del modelo económico capitalista, mientras que el resto de la sociedad no recortarán en derechos, libertades, salarios y dignidad.

Las personas que editamos esta publicación no somos como esos tertulianos de la tele, ni como esos economistas prestigiosos que pueden acreditar títulos de universidades importante que siempre están dando consejos de lo que se debe o no se debe hacer. Quienes hacemos esta publicación somos estudiantes algunos, paradas, jubiladas, trabajadores en activo en industrias como la construcción o la metalurgia…. somos clase obrera en resumidas cuentas, pero eso no nos convierte en personas ignorantes que no sepamos reconocer a un charlatán de feria cuando se nos pone delante. Tampoco necesitamos que ninguna titulación de ninguna universidad ni de ninguna institución importantes nos de autoridad para poder afirmar, que , todo no va a poder ser; Los privilegios de una burguesía, egoísta e insaciable, y el bienestar de TODA una sociedad, todo la vez no va a poder ser.

Tenemos claro que anda podemos esperar de: partidos políticos (todos sin excepción), sindicatos, patronal. grupos de comunicación, banca, instituciones benéficas,… nada podemos esperar salvo mentiras y artimañas que les permita perpetuarse en el poder y continuar acaparando capitales a costa del sufrimiento de la clase obrera.

La clase obrera solo nos tenemos nosotras mismas para acabar con eta tiranía, pero eso no es poco, no se subestime usted, si está leyendo esto, no subestime sus capacidades, las capacidades de una clase obrera consciente, organizada y combativa. Seriamos imparables, pero eso solo será posible con su compromiso, con el compromiso y esfuerzo de todos y todas. Tragar o luchar, esa es la cuestión.

Secretariado Permanente del Comité Regional